En Pisatahua brindamos las condiciones óptimas para lograr realización espiritual y auto sanación. Una de las formas de conseguirlo es a través de técnicas tradicionales de detoxificación como “La Dieta”.

La Dieta es:

  • Un método tradicional para desintoxicarse.
  • Un tiempo de descanso, reposo y meditación.
  • Una estrategia para estimular la habilidad innata del cuerpo para auto sanarse.
  • Una técnica ancestral para facilitar el acceso al mundo espiritual.

La Dieta exige en su comienzo un compromiso de restricciones alimenticias y de comportamiento. Las reglas que no pueden romperse son: no alcohol, cerdo, chile (pimiento/ají), azúcar, aceite, cafeína, sexo o productos químicos en el cuerpo (perfume, jabón, repelente de insectos, etc.). La Dieta también exige dedicación. Se necesita descansar y relajarse, abrirse al cambio y pasar mucho tiempo solo en la naturaleza.

Estas reglas generales ayudan a desintoxicarse física y mentalmente. Crean estados alternativos de consciencia en los que ocurren la sanación y transformaciones personales. También calman la mente racional y crean un espacio para encontrar el camino al mundo espiritual.

Prácticas tradicionales

Para los Ese Eja, La Dieta es una forma de relacionarse con los espíritus que habitan en las plantas. Estos espíritus nos protegen, cada uno gracias a poderes únicos. En el transcurso de La Dieta, los espíritus se manifiestan y enseñan al practicante una canción (llamada un Ícaro). El Ícaro es una forma de comunicación privada que se puede utilizar para convocar al espíritu durante una ceremonia de ayahuasca o cuando se lo necesite.

En la comunidad Ese Eja, los sanadores deben seguir una dieta y relacionarse con numerosas plantas. De hecho, muchos lo hacen durante varios años y conocen cientos de Ícaros. Mediante este conocimiento, saben a qué espíritu llamar para diagnosticar una enfermedad, a cual llamar para curar una aflicción en particular y cuales guían y protegen durante la ceremonia.

La Dieta Ayahuasca en Pisatahua

La localización aislada de Pisatahua es el entorno ideal para aprender a través de esta técnica milenaria. Nuestras instalaciones proporcionan un lugar cómodo y seguro desde donde se puede explorar la jungla y desconectarse de las distracciones del mundo occidental. Nuestro personal y sanadores ofrecen el apoyo necesario para guiarle a través de este viaje.

Se recomienda a los participantes dedicar tanto tiempo como sea posible, a reflexionar en solitario. Sin embargo, también les invitamos a apuntarse a las actividades comunitarias como yoga, paseos por la jungla o canoa.

La Dieta empieza normalmente en la mañana que sigue la primera ceremonia de ayahuasca. Los sanadores recomiendan una planta medicinal específica para hacer La Dieta. La planta se elige en función de las necesidades de cada participante. Cada uno bebe un té hecho con su planta todas las mañanas mientras dure la dieta.

Cada planta tiene un efecto único. Sin embargo, el objetivo de La Dieta es siempre lo mismo: la desintoxicación física y mental y el despertar de las fuerzas creativo-espirituales.