fbpx

Dieta Detox

El organismo humano es una creación extraordinaria diseñada para auto sanarse, dadas las funciones apropiadas de los órganos y una adecuada absorción de nutrientes. La detoxificación es necesaria porque el consumo común de comida basura, drogas, alcohol, u otras sustancias tóxicas interfieren con la habilidad del cuerpo para digerir y asimilar los nutrientes y las plantas medicinales. Nuestra dieta de plantas medicinales de 10 días se centra en la detoxificación, ayudando a restaurar la homeostasis y estimular la habilidad natural de sanar nuestros cuerpos.

Menú de Pisatahua

En Pisatahua seguimos la dieta tradicional ayahuasca, practicada por nuestros curanderos y sus ancestros.  Nuestro enfoque nutricional es facilitar la desintoxicación física y mental. Nuestro enfoque también mejora la absorción de plantas medicinales, al tiempo que limita las experiencias difíciles y las purgas intensas en la ceremonia. No se puede exagerar lo suficiente la importancia de una nutrición adecuada cuando se trabaja con plantas medicinales.

Para realizar nuestra dieta de 10 días, los huéspedes disponen de alimentos frescos orgánicos de la Amazonía desde el momento de su llegada.  El segundo día, proporcionamos una ofrenda para la Pachamama (Madre Tierra) e iniciamos el proceso de La Dieta.  Durante los siguientes 8 días, los participantes entran en la dieta chamánica para detoxificar el cuerpo y purificar la mente. La dieta evita cualquier sabor fuerte y se centra en 3 granos: quinoa, trigo integral y avena. A veces, proporcionamos pescado local y/o huevos.

El menú puede ser una lucha para algunos y requiere sacrificio. Los invitados no pasarán hambre, pero pueden verse obligados a reevaluar su relación con la comida y la nutrición.  Para prepararse recomendamos a nuestros huéspedes seguir la dieta preliminar ayahuasca durante un mínimo de 5 días antes de su llegada. Por favor, infórmenos si tiene alergias alimentarias o restricciones dietéticas para poder adaptarnos a sus necesidades.

“Deja que tu medicina sea tu alimento y el alimento tu medicina.” — Hipócrates