Delfines en Bolivia

Delfines de río en Bolivia (Inia boliviensis)

Bolivian River Dolphins

Los delfines de río de Asia y América del Sur son una de las especies más amenazadas del mundo. Sus principales amenazas son provocadas por el hombre e incluyen interacciones negativas con la pesca, el envenenamiento y la caza por parte de los pescadores, la contaminación de los ríos y los hidrocarburos, y la fragmentación de su hábitat debido a la construcción de represas.

Se consideran un importante indicador de calidad de los ecosistemas acuáticos que habitan.

Ante tales amenazas, se realizó un estudio para conocer el estado de la población de delfines de río amazónico. Las investigaciones recorrieron más de 7.000 kilómetros de ríos en el Amazonas y el Orinoco, a través de Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador, Perú y Bolivia.

Gracias a estos viajes de investigación se identificaron las amenazas más importantes para la especie, se generó una importante red de trabajo entre organizaciones e investigadores y se implementó una estrategia de comunicación global. Además, esta investigación también confirmó la existencia de la especie de delfín de río endémica de Bolivia (Inia boliviensis).

Características distintivas

Map showing Pink River Dolphin Distribution

El bufeo endémico de Bolivia se distribuye en los ríos de la cuenca del Amazonas, en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz, Beni y Pando.

Paul van Damme es el director de la ONG FaunAgua, una institución boliviana que lidera la investigación con delfines, promoviendo estudios participativos en la Amazonía boliviana.

Según van Damme, los machos pueden medir hasta 2,55 metros de largo y pesar entre 160 y 180 kilogramos, mientras que las hembras miden hasta 2,16 metros y pesan aproximadamente 100 kilogramos.

Este delfín se ha visto solo y también en grupos de hasta 19 individuos, que pueden estar compuestos por varios machos cazando juntos, o hembras con sus crías.

Se estima que el período de gestación dura de 10 a 11 meses. van Damme, dice que se pueden observar hembras con sus crías durante todo el año, lo que sugiere que la reproducción se realiza en ambas estaciones: En aguas altas y aguas bajas.

Los delfines de río bolivianos (Inia boliviensis) comparten muchas similitudes anatómicas con la especie Inia geoffrensis.

Las especies de Inia viven estrictamente en agua dulce y tienen ciertas adaptaciones al medio en el que viven. Manuel Ruiz García, biólogo español explica que algunas características notables de la Inia boliviensis incluyen el tamaño ligeramente más pequeño en comparación con los delfines rosados ​​que existen en Perú y Brasil. Otra diferencia es la coloración.

El delfín boliviano es más pálido lo que, según algunos investigadores, se debe a la temperatura, la claridad del agua y la actividad física. Se pueden encontrar en la Amazonía boliviana, más específicamente en las Reservas de Madidi y Aquicuana. Empresas como Fremen y RutaVerde brindan al turista la oportunidad de ver de cerca al endémico bufeo. Los huéspedes del centro de retiro Pisatahua también tienen la oportunidad de observar al delfín rosado en su hábitat natural.

Plan de Conservación

Sobre la base de los estudios antes mencionados para determinar el estado de conservación de los delfines de río en América del Sur, se implementó un plan de conservación en todo el continente.

Según Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha, el plan se inició en 2008 en Santa Cruz, Bolivia, en una reunión con 50 expertos de 11 países. La reunión contó con representantes de gobiernos internacionales, investigadores y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Underwater View of the Amazon Dolphin in Bolivia
«Es de un gris más oscuro que el que caracteriza a las poblaciones de otras localidades. Estos animales son de menor longitud, pero ciertas partes del cuerpo, como el cuello o el pecho, son más gruesas”, dice Ruiz García. Continúa: “Estos delfines bolivianos tienen más dientes y parece que la capacidad craneal es menor que la que tenemos nosotros. encontrado en otras formas de delfines de río”.

Tomó casi 2 años completar un plan que reflejaba las situaciones y necesidades únicas de todos los países, al mismo tiempo que identificaba las acciones más urgentes para asegurar la supervivencia de estas especies en América del Sur.

El plan sudamericano destacó la necesidad de generar alternativas económicas para que las comunidades locales implementen estrategias de conservación. “Destacamos las actividades turísticas en torno a los delfines, que ya existen en Colombia, como la observación de esta especie en su hábitat natural, fomentando la participación de las comunidades pesqueras”, remarca el investigador Trujillo.

Saulo Usma, funcionario de WWF y otro experto en delfines, explica que la estrategia continental propone un plan de acción para cada país, que responde al contexto de cada nación. Actualmente ya existen planes para Colombia y Bolivia, con amplio apoyo gubernamental.

“Los delfines de río son especies seriamente amenazadas y en peligro de extinción en otros continentes. Sin embargo, América del Sur y particularmente Bolivia, aún tienen poblaciones de delfines de río en relativamente buenas condiciones”, dijo Fernando Trujillo. Sin embargo, Trujillo expresó su preocupación afirmando: “Aún estamos a tiempo de tomar las medidas necesarias para evitar que nuestros delfines corran la misma suerte que los asiáticos”.

Categorías

Spread the word. Share this post!

Facebook
Twitter
LinkedIn